“Buenas noches, Dra. Rey. A lo largo del día de hoy me he acordado de que es 29 de Junio,hace un año que usted me operó de radiofrecuencia el mioma que tanto problema me traía para ser mamá.Un año después me siento super agradecida con usted…por hacer un maravilloso trabajo, gracias al cual en unos meses lograré mi propósito de ser mamá. Gracias por ser como es, y por el trato tan cariñoso y cercano con el que habla cuando acudimos a su consulta, en cuanto pueda me acercaré a hacerme una revisión.Un cariñoso saludo desde Galicia”.

Soy Sara, una mujer de 41 años que he padecido de miomas hasta que la radiofrecuencia cambió mi vida. Tenía múltiples miomas y de tamaños considerables. Mi vida era una auténtica pesadilla. Reglas abundantes, con muchas pérdidas de sangre, anemia y con unos dolores insoportables. Por las noches necesitaba levantarme para miccionar. Realizar deporte me costaba mucho, el sentarme en la bici era misión imposible. Por más ginecólogos que visité, todos coincidían que uno de los miomas ubicado en el cuello uterino no era viable extirparlo sin quitar el útero y tenía que someterme a una histerectomía. Durante este año 2017 he probado todo tipo de técnicas y operaciones para salvar mi útero; me han realizado dos histeroscopias y me he sometido a hifu, técnica de ultrasonidos que cuesta 7000 euros para quemar los miomas y no ha servido para nada. He pasado anestesias generales, con intubación, dolores postoperatorios con necesidad de morfina posterior, sufriendo y padeciendo además de lo que me ha supuesto a nivel económico… Entonces me hablaron de la radiofrecuencia, la última y más moderna técnica para eliminar miomas. Se trata de finas agujas que se introducen via vaginal y cuya punta quema los miomas. Y sin cicatrices ! La clínica pionera en esta técnica en España está en Sevilla dirigida por la Dra. Victoria Rey a la que pedí una cita. El primer día en su consulta me realizó una eco vaginal para localizar y estudiar los miomas, me dijo que era viable quemarlos, que se podía. Y que además veía fácil la intervención y que duraría poco. Me daban ganas de llorar de alegría. El trato de la Dra. Rey fue exquisito: se trata de una mujer joven, cercana, con mucha empatía hacia nosotras, de lo más humana. Te hace sentir cómoda e inspira confianza y seguridad. La intervención duró poco más de media hora, no me dolió en absoluto ya que te sedan, te duermen y no te enteras de nada. Cuando me desperté apenas tenía dolores, como una regla de lo más leve, un enantyum y al día siguiente como nueva! Había sido todo tan sencillo e indoloro que si funcionaba no me lo iba a poder creer. Pasaron los días, las semanas y los síntomas desaparecieron, increíble! Mi vida ha cambiado por completo. Sin dolores, haciendo una vida normal y realizando deporte que soy una mujer nueva: una mujer feliz. Vamos, que tres meses después de la radiofrecuencia voy a correr el maratón de Nueva York!! Que pena no haber conocido antes a la Dra. Rey. Nunca podré agradecer todo lo que ha hecho por mí.


“Solo puedo tener palabras de agradecimiento hacia todo el equipo. ¡Sois simplemente geniales! Hace solo 6 días que me operé con la doctora Rey y estoy en perfecto estado. Gracias, gracias y mil veces gracias.” Marga Tapia.


“¡¡Doy fe del magnífico equipo que sois!! Victoria Rey Caballero, ¡¡¡gracias!!! Yo me operé con esta técnica de radiofrecuencia el pasado mes de mayo, estoy estupenda, es rápido, indoloro, cómodo y muy eficaz. Recomiendo sin lugar a ninguna duda, a cuantas mujeres tengan este mismo problema, ponerse en manos de la Dra. Rey. ¡¡Gracias de nuevo!!” Mª Carmen Aguilar-Luzón.